Search
  • José Manuel Muñoz

Vinotinto Sub-20: La alegria de un pais inmerso en la desesperanza

Si hoy retrocedemos el tiempo y firmamos que la Vinotinto estaría en la final del Mundial Korea 2017, no lo creeríamos. Pues sí, la selección Venezolana Sub-20 es sub-campeona del mundo ganándose un lugar histórico en la memoria del deporte del país. Todos los diarios han catalogado de "héroes" a estos jóvenes por esa valerosa gesta deportiva.

Se vieron las caras ante la muralla real de Inglaterra, autoproclamados inventores del fútbol desde 1863, y con gran bagaje futbolístico. "Los que Flinchy" pusieron contra las cuerdas, en gran parte del partido, a los ingleses a pesar de que estos se impusieron por la mínima 1-0 y se alzaron con el título de Campeones del Mundo.

Con toda la imparcialidad por delante, debo decir que futbolísticamente La Vinotinto fue más. Tuvieron todo para ganar, con muchas oportunidades claras falladas, incluyendo un penal donde solo hizo falta ese toque de cabeza fría que marca la diferencia en este tipo de partidos para poder llevarse la copa.

Es importante recalcar el gran valor que tiene para Venezuela lo que estos chamos han conseguido. El impacto deportivo, por supuesto, pero también en el social, económico y hasta político en un país inmerso en una lucha contra la arbitrariedad de sus poderes de estado contra su propia gente.

Por eso, ¡gracias! Estos jugadores le regalaron una sonrisa y un rayo de esperanza a su país, que todavía cree en un mejor futuro donde nuevas generaciones le regalen muchas alegrías, donde llevar el nombre Venezuela sea un orgullo, así como el representarlo, tal y como este hermoso y noble país, lo merece.