Search
  • Allan Hrastoviak

Colombia: Entre el infortunio y la fe de Yerry

El Mundial empezó para Colombia como esas personas que inician el día golpeando su dedo pequeño del pie contra la mesa de noche, luego de darse cuenta que es tarde porque el despertador no sonó.

Apenas con 3 minutos jugados en el primer partido ante Japón llegó el golpe en el pie con la expulsión de Carlos “La Roca” Sánchez, mientras se daban cuenta que el despertador no había sonado y James Rodríguez no estaba en el campo y no lo estaría sino hasta que se cumpliera una hora de partido.

Pero la fe no solo mueve montañas, sino que también, parece, que marca goles. Jugando el primer partido a “vida o muerte” apenas en su segunda presentación un gol de Yerry Mina, aquel que siempre da gracias a Dios, abrió el camino ante Polonia para una victoria contundente, donde el despertador si sonó y la sociedad ilimitada James - Quintero mostró el mejor fútbol cafetero en varios meses.

Ante Senegal la victoria se hacía necesaria, para evitar depender de unos polacos que poco habían hecho en el torneo. Pero el partido nunca estuvo de cara y en esta ocasión James puso el despertador a tiempo pero no pudo mantenerse en el campo, de nuevo la fatiga muscular que arrastra le impidió guiar a su selección.

Yerry se elevó en un tiro de esquina con toda la fe de saber que si conectaba el balón el gol estaría cerca. Su gol le dio la victoria a Colombia en un partido en el que sufrió.

Ahora el rival es Inglaterra, el equipo de las eternas esperanzas y las constantes decepciones en su búsqueda por reeditar lo logrado en 1966. Se ven las caras aquellos que se enfrentaron en Lens en 1998 donde una victoria inglesa despidió a la primera gran generación colombiana, la misma que tres años antes en Wembley había dejado el recuerdo de René Higuita haciendo el escorpión en amistoso.

Con James lleno de dudas, la fe será la encargada de despejarlas.

Por: Allan Hrastoviak Foto: twitter.com/FCFSeleccionCol

11 views0 comments