Search
  • Mariana Guzmán

La revancha de Costa

España llega a su tercera fecha este lunes ante Marruecos después de un empate ante Portugal y una victoria contra Irán en las que Diego Costa tuvo participación directa anotando tres tantos en lo que va de competición.

Costa oriundo de Brasil decidió no jugar para su país natal, algo que de entrada resulta impactante; no todos los días se declina de jugar con la selección con más copas del mundo. Esto en un país tan futbolero como el suyo, lo llevo a recibir amenazas e inclusive a ser calificado como traidor a la patria. Contrario a darle la espalda a la tierra que lo vio nacer, explica que quiso darle prioridad al país que le dio todo. “No lo veo como una renuncia a Brasil. Simplemente aquí en España me siento valorado”.

Su llegada a la selección en el 2013 fue humilde aclarando que si lo convocaban por cinco minutos entregaría lo mejor de sí y dejando claro que era vital para él, el respaldo del vestuario.

Diego es un jugador innato que aporta velocidad y contundencia, posee la capacidad de sacar goles de donde no los hay. De su mal carácter en la cancha mucho se ha dicho, sin embargo, aclara que su intención es defender a su equipo, siempre sin maldad.

Desacreditado por muchos, aclamado por otros, esta copa del mundo parece ser su revancha. En Brasil 2014, primer mundial disputado con La Roja no anotó en ninguno de los dos partidos que disputó. Ahora llega decidido a demostrar que ha venido a trabajar y a callar a quienes lo criticaban.

Por: Mariana Guzmán. Sigue a Mariana en Twitter.

Foto: twitter.com/SeFutbol

5 views0 comments